jueves, 20 de junio de 2013

El gobierno está dispuesto a ayudar a los ayuntamientos con problemas financieros

A cambio exigirá que se comprometan en llevar a cabo  planes de ajustes 
Revista de Prensa. Europa Press. 19.6.2013.- El gobierno central aprobará, antes de que acabe el mes de julio, una serie de medidas legislativas para ayudar a los ayuntamientos con problemas financieros a cambio de que los consistorios se comprometan con planes de ajuste, según ha anunciado este miércoles el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.
Ayuntamiento de Jerez
Así lo ha trasladado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la reunión que ha mantenido en Madrid con el vicepresidente de la Junta y consejero de Administraciones Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, y el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, y que ambas administraciones han calificado de "intensa".

En la rueda de prensa posterior al encuentro, Beteta ha indicado que de ese modo se ayudará al seis por ciento de los consistorios con problemas económicos y que las medidas pasan por aplazamientos o fraccionamientos de pagos a entidades financieras, Seguridad Social y Hacienda o la liberación de la Participación de los Ingresos del Estado.

El vicepresidente andaluz ha valorado la importancia del anuncio que le ha trasladado Montoro durante la reunión y, pese a advertir de que habrá que leer la letra pequeña de las medidas, ha ensalzado que permite que los consistorios que están "en máxima dificultad" vayan a ver "nuevas líneas de posibilidades que den oxígeno financiero".
Déficit vs superávit
Beteta también ha trasladado que, del mismo modo, se prevén actuaciones legislativas para beneficiar a los ayuntamientos españoles que tienen superávit, en torno al 50 por ciento, de modo que se les permitirá reinvertir parte de ese superávit y que los ciudadanos "se beneficien de la buena gestión".

El vicepresidente andaluz ha previsto que la nueva legislación beneficie a los cinco ayuntamientos andaluces para los que la Junta venía reclamando una solución excepcional por su especial dificultad financiera, los gaditanos de La Línea, Barbate, San Roque, y Los Barrios y en el sevillano de Los Palacios-Villafranca, así como a otra cuarentena de consistorios también con problemas.

Además, Valderas ha explicado que se prevé que se analicen las "condiciones particulares" de cada ayuntamiento para que dentro de las medidas globales, cada uno pueda recibir un tratamiento acorde a sus circunstancias. "Cada ayuntamiento tiene una particularidad y en función de su realidad será como se analice", ha señalado.
 A preguntas de los periodistas, también ha detallado que las medidas contemplan un acompasamiento en los tiempos de los reintegros por las subvenciones o proyectos no ejecutados, así como nuevos planteamientos en planes para el pago a sus proveedores, las deudas a la Seguridad Social o las relativas a energía y combustible y, sobre todo, "una financiación adecuada con el oxígeno adecuado".
 
Por último, tras señalar que se plantea que cada comunidad autónoma tenga la posibilidad de incorporar al listado de ayuntamientos con dificultades económicas los consistorios que considere que tienen especiales dificultades, ha recalcado que, en cualquier caso, será el Ministerio el que, dentro de este paquete global de medidas, establezca las condiciones del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada